Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2015

Lenguaje e idioma de los economistas I

Una introducción vaga y vaporosa del lenguaje económico con una aclaración final.
Construír un modelo es tan difícil como saber qué se puede decir mediante un modelo. Un modelo es una fábrica de dinámicas; estudiamos las formas que pueden adoptar y qué se puede o no decir con ellos. Dice Ariel Rubinstein que los modelos, como las fábulas, no tienen por qué ser realistas; deben servir más bien como herramientas que permitan comprender mejor, explicar fenómenos y dinámicas. La predicción no entraría dentro de las utilidades que se derivan del trabajo con los modelos - fábulas que son las herramientas de los economistas.
Para entender de qué va la economía, sobre todo en su versión micro, hay que aprender un lenguaje que tiene algo de neolengua. Un bien no es un bien, la producción no siempre se produce, la racionalidad no siempre es racional, y la utilidad no tiene nada que ver con los posibles usos de las cosas. En la actualidad hay muchos dialectos y lenguas propias por derecho que d…