lunes, 28 de abril de 2014

sobre la preñez

Galicia tiene una tasa de natalidad del 7'7%, medio punto menos que Bosnia, el país del mundo con menor índice. Portugal está en el 8'8 (puesto 195 del mundo), España en el 10,6 (puesto 178 del mundo).
Dejaremos de lado disquisiciones sobre si hay demasiada gente en el planeta, de si esto en el fondo no es malo, etc, sobre todo en cuanto no creo que este sea uno de los motivos que la gente sopesa cuando debe decidir.
Nos interesa el fenómeno económico. Supone una decisión económica que afecta a toda la sociedad de forma profunda, una decisión cuyas consecuencias más importantes son a largo plazo. nos interesa en tanto que vivo aquí, el lugar del mundo (creo que Asturias nos supera) en el que esta decisión toma valores más extremos; debe ser este un sitio, por lo tanto en el que algo especial pasa: una combinación de factores que nos sitúan aquí, que afectan a muchos otros países pero que aquí se dan especialmente. De hecho antes de la crisis esta especificidad nuestra era ya manifiesta.
El género, el marco laboral, las tecnologías de compromiso y la incapacidad de representarnos las consecuencias futuras de nuestras acciones presentes son las variables. ¿En qué clase de secuestro vivimos para no poder pensar de otra forma?
El "nosotras parimos, nosotras decidimos" queda como desideratum, como principio normativo a considerar.
Y pensar en las formas de racionalidad presentes en todo esto... más difícil.

martes, 22 de abril de 2014

dirigismo social como forma de compromiso

Me gustaría escribir sobre responsabilidad, género y compromiso pero no quiero hacerlo de forma apresurada. No me gustaría escribir como lo estoy haciendo últimamente. Porque el proceso de elaboración de la tesis me impide tener tiempo para considerar argumentos y construir. Pero lo intentaré, de hecho ya lo estoy intentando. No sé qué me pasa que me estoy empezando a sentir responsable. (La seriedad asusta) Será para dentro de unos días.

sábado, 19 de abril de 2014

lineas rojas sociademócratas

Las cesiones más importantes son las ideológicas.
pensar en termos sólo en términos de mercado; pensar en términos de preferencias, creencias y racionalidad. Adherirse acríticamente a todos los principios del individualismo metodológico.
Tradicionalemente desde la izquierda se ha pensado en términos de los efectos de las estructuras institucionales sobre la conducta. Ese enfoque se ha dado por muerto desde buena parte de la sociademocracia. Desde los 80 y de forma masiva desde los 90 se ha adoptado un análisis en términos de elección individual, incentivos, respeto por las decisiones individuales, etc. Desde la izquierda.
Pero el trabajo conductista puede ser de gran ayuda en la recurperación de ese discurso sin tener que estar citando a Marx continuamente. Todos los trabajos empíricos sobre racionalidad encuentran decisivo el papel del entorno y de las herramientas cognitivas disponibles para los sujetos a la hora de poder tomar buenas decisiones. Las valoraciones individuales y creencias ya no son una variable endógena en los modelos. Sólo hace falta que la izquierda, en concreto la socialdemocracia, se dé cuenta de que el discurso que esta de modé y a la defensiva es el otro, el discurso liberal tradicional: están cediendo terreno pero todavía no se dan cuenta.