sábado, 13 de julio de 2013

Un esquema

Llevo una semana varado en la cuestión de cómo aproximarme al realismo y cómo entenderlo. Mäki tiende a entenderlo en el sentido científico pero en algunos artículos defiende un realismo mínimo en el que caben muchas cosas siempre que el científico en cuestión tenga la intención de explicar cómo el mundo es.
Me estoy centrando en las aproximaciones realistas y el lugar éstas conceden a la memoria, la atención, la percepción, los sistemas cognitivos, las emociones. Las categorías que en economía relacionan la actividad de los agentes con esos elementos psicológicos suelen ser los hábitos, las rutinas, las reglas de decisión, la ideología, las instituciones, las reglas.

Existen modalidades de integración realista de aquellas categorías psicológicas en economía que otorgan preeminencia al juicio individual. La Psicología Cognitiva, principal fuente de integración de lo psicológico en lo económico, concede preeminencia a esa clase de entendimiento. Entender que los aciertos o errores que podamos cometer depende de nuestro juicio individual puede parecer bastante lógico pero ha de ser tenido en cuenta que existen otra clase de entendimientos. La Economía Conductual es un caso prototípico.
Otras modalidades de integración realista integran mecanismos como las rutinas y los hábitos, dan mayor importancia a la estructura informativa del entorno y a la bondad de cierto tipo de instituciones sobre otras. Son versiones en las que si bien el juicio individual es importante también lo son otras formas formas menos conscientes de actividad y sistemas de coordinación impersonal. La Nueva Economía Institucional y de forma más rotunda la Economía Evolutiva significan este tipo de mirada. Este enfoque de las cosas es perfectamente compatible con visiones externalistas de filosofía de la mente como las sostenidas por Andy Clark y su «extended mind», tan traída y tan llevada en estas páginas.
Lo que añade una visión fenomenológica a estas formas de integración realista es la perspectiva. (¿Qué sucedería si en vez de estar situado aquí estuviese allá?). Además de ese añadido supone un marco teórico amable con los conceptos de destrezas y habilidades tan próximos al enfoque de las capacidades de Amartya Sen, centrado en el poder hacer. Es de destacar también, y ahora me centro ya en el trabajo fenomenológico de Alva Nöe, el concepto de percepción: la teoría de la elección en economía da la percepción por dada, se percibe lo que es. Ninguna forma de integración realista, salvo el trabajo incansable de North y su concepto de ideología, trata la percepción como una construcción que deba ser analizada. Alva Nöe si.
En la tesis intentaría contrastar de alguna forma si esta concepción fenomenológica del entendimiento posee mayor poder explicativo. La noción de racionalidad sería otra; lo que es preciso para ser racional se vería también modificado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario