sábado, 9 de febrero de 2013

el halo externalista

He estado tentado de escribir cualquier cosa sobre los textos sobre los que estoy trabajando. Si en diciembre estuve estudiando la forma en la que entienden la racionalidad los neo institucionalistas ahora estoy con lo que llamo la postura de la "self-assertion": la de aquellos que afirman o mantienen una cierta filiación con la figura tradicional del agente económico. Y al mismo tiempo aquellas (Herlinde Pauer Studer, Elizabeth Anderson, Elias Khalil) que polemizan con ellos (Viktor Vangberg, Hans Bernard Schmid). En esta contienda me ha alegrado encontrarme con Amartya Sen, de nuevo, Phillip Pettit y Daniel Hausman (no tan viejos conocidos pero que también forman parte ya de cierto bagaje que nos acompaña). Hablan todos en la polémica que estoy visitando sobre las dificultades en las que se puede ver la noción de racionalidad (in the self-assertion way) al tener en cuenta el fenómeno del compromiso.
Las casualidades de las vidas han hecho que este no sea el evento teórico más significativo de este 2013. Ya no me acuerdo muy bien cómo pero un día me encontré con Lauren Berlant, buceando en el historial del navegador sé que esta fue la primera página que visité en la que aparecía. Fue a través de un twit, pero no sé de quien.
Habla de algo que es ya bastante lugar común: las esferas privadas y públicas desde un punto de vista de las relaciones de género. Me gusta mucho por cómo trata los sentimientos. Habla de fenómenos como la magnetización de los sentimientos en la esfera pública, del Tea Party, de los culebrones tv, de Cleant Eastwood, y de muchísimas más cosas. Me gusta la forma en la que relaciona esas esferas privadas y públicas y los términos que usa para describirlas. Y creo que me estoy haciendo mayor porque pese a que pasa de los 50 me parece atractiva. O será el halo...
Es una pena que no haya más cosas sobre ella en la web, sólo un par de conferencias, una charla (muy jugosa), y su blog (abandonado).

Su halo. :D

Pudiera o pudiese parecer que no tiene que ver con las racionalidades del agente económico pero precisamente el tema de las emociones y la identidad ronda la polémica entre internalistas y externalistas de pelaje variada. Yo, por Hegel, soy externalista.


No hay comentarios:

Publicar un comentario