jueves, 2 de abril de 2015

filetes o dietas

Los economistas somos los cocineros sociales: hacemos picadillos, especiamos, aliñamos, cocemos, freímos, salteamos, planchamos, batimos, amasamos, cortamos, loncheteamos, asamos, condimentamos, reogamos... aquello que otros comen.
Los paralelos van más allá: últimamente estamos de moda, como los cocineros. Entramos en las cocinas ajenas y sometemos a examen, indicamos qué sabores y qué texturas son las adecuadas.
Donde ellos tienen un fogón nosotros una pizarra, donde una tabla de picar unas tablas con gráficos. Si Podemos ficha a Vicent, Ciudadanos a Garicano, Espe a Lacalle. Aquí los cocineros llevan mucha ventaja: Arguiñano, Chicote, Paco Feixó, Jamie Oliver y el incomparable Vegan Black Metal. ¿sería acaso posible un elenco de economistas comparable? (La pregunta es retórica), por supuesto.
Después de la introducción vayamos al cuerpo de esta entrada: la disciplina presupuestaria (ponerse a dieta).
1. Daniel Lacalle señalaba recientemente en entrevista concedida a El Confidencial que los mercados últimamente estaban más tranquilos con la cosa de Podemos porque habían podido observar cómo Syriza está teniendo que someterse a la disciplina presupuestaria.
2. Existe un delicioso artículo de Gary Becker (1.962) sobre la acción disciplinaria de los mercados. En el demuestra como en una economía competitiva (y en la que no existe sector financiero) con recursos escasos la restricción presupuestaria actúa como disciplinaria de conductas. Simula en ese artículo conductas no racionales: guiadas por el hábito unas y erráticas otras. Entonces una modificación de los precios relativos hace que a nivel agregado se pueda observar una conducta consistente con el concepto de racionalidad económica pese a lo irracional de las conductas individuales. En castellano plano quiere decir que cuando nos empobrecemos al menos algunos han de apretarse el cinturón.
3. Pero esto nos lleva a la conclusión de la presente entrada. Todos los paralelos establecidos en la introducción sirven tanto para cocineros como para nutricionistas y coach y  expertos nutricionales. Además todos ellos están de moda también. Y es que podemos extender la metáfora a todos esos expertos en hierbas, apetitos, carnes, cuchillos, salivas y condimentos: algunos economistas son más como Ferrán Adrià, otros como Chicote, o como Paco Feixó, o como Pierre Dukan.
Tracen ustedes sus paralelos. Y buen provecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario