viernes, 8 de junio de 2012

variaciones

nos dicen los científicos que tomamos una decisión antes de ser conscientes de haberla tomado (menos de un segundo antes); más sorprendentes son los estudios que demuestran cómo puestos a resolver tareas de cálculo complejas es posible haberlas resuelto 10 o 20 minutos antes de que la solución se manifieste de forma consciente, pudiendo entonces nosotros agarrar el lápiz y escribir aquella cifra en concreto.
A veces tengo la sensación de que en el momento en que estoy a punto de dar una respuesta a algo la aparto, dejándola en espera. Se queda ahí, expresada como ciertos elementos que concuerdan pero que todavía no hablan por si solos. Ayer fue uno de esos días en los que decido ir al centro, el objetivo confeso suele ser una librería en concreto y lo que surja. Al final resultó todo en una tarde compras y consumismo. Dos libros (the wire + la ley de say ), un disco duro externo, unos cascos, y un helado de cucurucho.
me acuerdo cuando el profesor muleiro, mi profesor de filosofía en el intituto, hablaba del pneuma eterno, del ser del mundo que comenzó como la inspiración del todo. Los movimientos diafragmáticos para la inspiración y la expiración. El habla popular, cuando se cultiva, adquiere preferencia por un acompañamiento determinado de los movimientos diafragmáticos. El orden lógico en la construcción de las frases es aquel que tiene que ver con la completa expansión (contracción) del diafragma; son añadidas palabras hasta que el ritmo es cumplido. Ejemplos son las argucias gallegas al hablar que he también encontrado en otros lugares, como en esa gran película sobre el pneuma que es Sling Blade, y esa serie maravillosa que es The Wire. Estoy seguro de que los ejemplos son infinitos, en estos momentos soy consciente de estos tres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario