jueves, 31 de mayo de 2012

abstracción con perlas sureñas

En dos meses de posteos he iniciado varias empresas que requieren un trabajo de constancia y reflexión. Me son sumamente interesantes, quizás tengan cierto olor a quijotada. A veces me deprime el no ser capaz de concretar, de "ceñirme a una pregunta". Tampoco sé si estoy haciendo las cosas bien, mal o regular.

Ayer se me dio por pensar en posibles acotamientos de los asuntos sobre los que estoy trabajando. Siempre que intento un ejercicio semejante se me da en pensar en maquinaria, edificios, prácticas contables, protocolos, disciplinas administrativas, localización empresarial y ofertas, demandas, puntos de focalización de la atención, burbujas... Sabemos que los que predican en hegeliano asignan un papel muy determinado a lo abstracto en su programa; la abstracción es un camino de clarificación y discernimiento. Cuando seguimos estas naturales tendencias nos adentramos en espesuras selváticas en las que sólo puedes planificar el siguiente paso de cada vez. Y es muy posible el perderse.
Me lo estoy tomando con calma, seguiré adelante, pero me conviene pensar sobre cosas más concretas, algo que se pueda llamar TESIS.



No hay comentarios:

Publicar un comentario